Savia Salamanca

Programa para la conservación y obtención de olmos resistentes a la grafiosis

El Ayuntamiento de Salamanca planta olmos para recuperar las olmedas perdidas a través del programa que desarrollan el MITECO y la Universidad Politécnica de Madrid

Plantación en La Vaguada

El "Programa español de conservación y mejora de los recursos genéticos de los olmos ibéricos” que desarrollan el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y la Universidad Politécnica de Madrid, donde el Ayuntamiento de Salamanca lleva a cabo las plantaciones de los olmos donados, permite conservar los recursos genéticos del olmo aún existentes, y transmitir su variabilidad a futuras generaciones resistentes obtenidas por mejora genética. Se trata de una colección europea de olmos, establecida como resultado del programa europeo RES-GEN CT 96-78. Se encuentra instalada en el Centro Nacional de Recursos Genéticos Forestales Valsaín (Segovia) desde el año 1999.

Tras un muestreo de las olmedas afectadas, cuantificándose la intensidad del ataque y la variabilidad morfológica de las poblaciones todavía existentes, de sus árboles se obtuvieron los principales rangos biométricos foliares de acuerdo a la metodología propuesta por JEFFERS & RICHENS (1970).

El estudio del hongo se hizo a partir de una colección de 32 cepas procedentes de las provincias más afectadas. Una vez caracterizadas, fueron las primeras en formar parte de una colección de hasta 90 aislamientos. Para el estudio de los escolítidos se realizaron muestreos en el centro peninsular con el objetivo de conocer su ciclo biológico. Para su control, se realizaron ensayos con diferentes cebos de atracción y tratamientos con metoxicloro.

Dentro del programa se han estudiado factores como la composición del inóculo infectivo, la repetición de las inoculaciones, la humedad del suelo (Solla y Gil, 2001a, b), la edad de la planta y las dimensiones de los vasos del xilema (Ruiz-Villar, 2000; Solla y Gil 2002a, b). Se dedujo la conveniencia de inocular una sola cepa de O. novo-ulmi durante dos años consecutivos, en plantas de cuatro savias. Para favorecer el desarrollo de síntomas se estimularán los crecimientos de los olmos durante los años previos a su inoculación. Resulta adecuado, además, regar abundantemente las parcelas durante las inoculaciones y suspender los riegos cuando la planta comience a mostrar síntomas.

La preservación de los olmos ibéricos tiene lugar en los bancos clonales y en las parcelas de conservación. Un objetivo prioritario en los bancos clonales es evitar que este material se vea afectado por la enfermedad es. Los olmos se revisan periódicamente y se fumigan con alfacipermetrín (0,0015 %, p/v) antes y durante el periodo de vuelo de Scolytus spp . En las proximidades de los bancos se tienen instaladas trampas para la captura de estos coleópteros, a fin de conocer la fecha de inicio del vuelo y los picos de población (LÓPEZ et al. 2000). Si un ejemplar presenta indicios de estar infectado con grafiosis es inmediatamente saneado mediante podas radicales.

 

general2
  Plantación en Rector Esperabe

 

Plantación de 2019

 

Primera plantación de olmos resistentes a la grafiosis realizada en Salamanca procedentes del ´Programa español de conservación y mejora de los recursos genéticos de los olmos ibéricos´. En esta ocasión fueron un total de 93 Ulmus minor, los árboles plantados con el objetivo de recuperar una variedad que ha ido desapareciendo de muchos lugares de la Península Ibérica por esta enfermedad en los árboles.

 

2019
Plantación de 2019

25 de estos olmos son plantados en el Parque del Baldío, agrupados en bosqueje y protegidos por un vallado para protegerlos de los animales que pueden pasear sueltos por la zona, 20 en el Cerro de San Vicente, en un paraje donde originariamente había olmos junto al yacimiento arqueológico que constituye el origen de la ciudad de Salamanca; 10 en el Parque de Don Juan Tenorio, junto a la calle Antonio Llorente Maldonado, agrupados en bosqueje y con riego automático; 8 en la ribera del Tormes entre la estación depuradora municipal y el Puente de Juan Carlos I, en uno de los meandros de la orilla derecha del río, en segunda línea de ribera; 7 en la ribera del arroyo Zurguén en Salas Bajas, junto al Parque de Antonio de Nebrija; 6 en la ribera del arroyo Zurguén, colindantes a la Vía de la Plata, protegidos con tubos para evitar ser roídos o dañados por la fauna; 6 en el Parque Botánico de Huerta Otea, en segunda línea de la ribera, donde ya hay sesenta especies de plantas; 5 en el Parque de los Jesuitas, entre las pistas deportivas y la zona de juegos infantiles; 4 en el paseo del Rector Esperabé, en una zona ajardinada y con riego automático a los pies de la muralla y del huerto de Calixto y Melibea; y 2 en el parque de La Alamedilla, en los dos parterres con menos densidad para garantizar su crecimiento en este pulmón de la ciudad.

 

Plantación de 2020

 

Segunda plantación realizada, en este caso 120 olmos autóctonos resistentes a la grafiosis fueron plantados en en Salamanca con el objetivo de recuperar una variedad que ha ido desapareciendo de muchos lugares de la Península Ibérica por esta enfermedad en los árboles. La Dirección General del Ministerio los obtuvo a partir de otros ejemplares de Ulmus minor cuya resistencia está probada y Ulmus laevis.

 

2020
  Plantación de 2020

Se plantan 12 ejemplares en la Vaguada, 30 en el sector La Platina, 16 en el Paseo de las Dehesas, 9 en el Parque Fluvial, 9 en el Parque de los Jerónimos, 6 en el Paseo Fluvial-Jerónimos, 8 en el Parque Elio Antonio de Nebrija, 7 en el Parque Valhondo, 7 en el Parque Don Juan Tenorio, 6 en el Parque de El Baldío, 4 en el corredor de La Aldehuela, 3 en el Parque de Huerta Otea y 2 en la Iglesia de Santiago.

 

Plantación de 2021: Bosque de los sanitarios

 

La plantación de 2021 se ha desarrollado bajo la idea de rendir homenaje a todos los profesionales que luchan cada día contra la Covid-19, creando un "Bosque de los sanitarios". El Ayuntamiento de Salamanca ha querido destacar así la labor del personal sanitario por su "profesionalidad, bondad, amabilidad, simpatía y continuos ánimos", fundamentales para la recuperación en la crisis sanitaria.

 

Plantación 2020

 

El alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo y el director gerente del Hospital Universitario, Luis Ángel González, plantaron con motivo del Día Mundial de los Bosques, celebrado el 21 de marzo, 5 ejemplares de olmos resistentes a la grafiosis que formarán parte de este bosque, donados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Estos olmos han sido plantados en la ribera del río Tormes, junto al nuevo vial de acceso al hospital y corresponden a las especies Ulmus minor y Ulmus laevis, procedentes de una nueva remesa del ‘Programa español de conservación y mejora de los recursos genéticos de los olmos ibéricos’ de la Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD).

Los 5 árboles plantados son la semilla del "Bosque de los sanitarios" y forman parte de un lote de 121 ejemplares que se están plantando en una quincena de zonas de la ciudad y se suman a los 120 y 93 de las dos ediciones anteriores.

De los 121 ejemplares, 13 se ubican en los alrededores del Puente Romano, junto a las pistas de atletismo de Salas Bajas; 7 en el Paseo del Progreso, junto a la iglesia Nueva del Arrabal; 10 en el parque del ISPE, junto a la calle Henry Colet del barrio Huerta Otea; 20  en el Parque Botánico de Huerta Otea; 15 en el Parque Don Juan Tenorio de Huerta Otea; 3 en la calle Cordel de Merinas, junto a la Facultad de Educación; 10 en el Parque de los Jesuitas, junto a las pistas deportivas; 5 en el Parque de Nuestro Padre Jesús del Perdón, en Prosperidad; 8 en el parque del Teso de la Feria, junto a la calle Teide; 6 en la ribera del Tormes entre la estación potabilizadora municipal y el Puente de Juan Carlos I, en La Aldehuela; 5 en el Jardín de los Gozos y las Sombras, en Garrido; 8 en el parque de La Chinchibarra, junto al Paseo de los Olivos; 4 en el bulevar de la calle Valles Mineros, en Capuchinos; y 2 en la calle Babia, también en Capuchinos.

 

Plantación2

 

Esta iniciativa medioambiental está incluida en Savia Salamanca, la Estrategia para el Desarrollo de una Infraestructura Verde, con cerca de 300 medidas a desarrollar durante quince años para impulsar un nuevo modelo medioambiental en Salamanca con una iniciativa pionera entre las Ciudades Patrimonio de la Humanidad. De esta manera, el Consistorio integra la naturaleza con historia y cultura, mejora la salud urbana, cohesiona los barrios y promueve la economía verde, fomentando las oportunidades de empleo y el emprendimiento a través de nuevas actividades económicas ligadas al turismo, el medio ambiente y la agroalimentación.

 

Suscríbete a nuestra newsletter

Sé el primero en recibir nuestras noticias

Savia newsletter